Uncategorized

Consejos para organizar una habitación para niños

decorar habitación infantil

Los escritores dicen que «para los niños es necesario escribir de la misma manera que para los adultos, pero mejor». Los diseñadores de interiores, ajustados a su propia profesión, comparten esta opinión. Decorar una guardería requiere más responsabilidad que, digamos, una oficina o una cocina, porque un niño en su habitación tendrá que estudiar y crecer.

Por lo tanto, todo en una habitación así adquiere un significado especial: colores y sombras, formas, texturas, la cantidad de luz. Además una habitación para niños ideal es aquella que dispone de cinco áreas funcionales.

Consejos para organizar una habitación para niños

Estos son lugares para juegos, aprendizaje, comunicación, descanso y almacenamiento de juguetes, ropa y otras cosas. Cada una de las zonas tiene su propio mobiliario, y puedes separarlas entre sí con mamparas deslizantes, transformadores de muebles de luz y brillo, los mismos rincones deportivos, podios y transiciones de color a color.

Lo principal es que los objetos de demarcación no tienen esquinas afiladas, están hechos de materiales ecológicos y crean una imagen aburrida. Técnicas de zonificación en el interior. Los sistemas de almacenamiento también pueden servir como delimitadores de espacio condicional.

Las estanterías de paso y todo lo demás, cajas pintadas con ruedas y cajones estilizados como «cofres del tesoro» harán frente de manera convincente a este papel. Si elige muebles para el almacenamiento con inteligencia e imaginación, no solo decorará el interior, sino que le enseñará al niño a asumir la responsabilidad y el orden. Sí, sí, porque esconder juguetes en un «cofre viejo» es mucho más interesante que ponerlos en una caja aburrida.

Decoración estilo de la guardería.

La no trivialidad es una condición muy deseable. Una de las misiones de la guardería es desarrollar la imaginación del niño, despertar en él impulsos de creatividad. Es por eso que las habitaciones para niños a menudo se decoran con un cierto estilo temático: marino, vaquero, espacial, geográfico, caballeresco, etc.

Es genial si desde las pantallas suaves y las particiones que zonifican el área, será posible en cuestión de minutos construir una «cabaña» o un «bergantín pirata», cambiando rápidamente la apariencia de la habitación, ampliando los límites de la zona de juego.

Elija materiales de acabado de calidad.

Todos los muebles de la habitación de los niños deben ser hipoalergénicos. Las paredes se pueden pegar con papel , madera o papel tapiz de yute, y para que el niño no se sienta atraído a dibujar en ellas, la parte inferior está decorada con tablas de pizarra especiales.

Todos los acabados de pared, resumen de materiales Para el suelo, el marmoleum es ideal, una versión aislada y absolutamente orgánica del linóleo. Por cierto, puede ser de diferentes colores, lo que le permitirá doblar un mosaico abigarrado de gran calibre. Otra buena idea es el corcho, que es bueno tanto para paredes como para suelos.

Muebles ideales.

En catálogos y revistas de moda, puedes ver literas para niños. Pero esta opción es adecuada solo si los techos son lo suficientemente altos. El lugar para dormir del niño debe ser sencillo, lo más cómodo posible y adecuado a su altura. Asegúrese de que la estructura de la cama no contenga elementos que puedan dañar o perturbar al inquieto.

Los sofás cama son completamente inadecuados como cama para un niño en edad preescolar. Pero en la guardería, un lugar adicional para dormir para adultos nunca vendrá mal. Para una niñera, por ejemplo, o para una madre en caso de que el niño se enferme.

Iluminación de la habitación.

El sistema visual humano se forma gradualmente. Por lo tanto, debe haber muchos rayos naturales en la habitación del niño. También debe cuidar la cantidad óptima de fuentes de luz artificial. Están montados en diferentes lugares y no muy altos del piso para que el bebé, sin forzar la vista, pueda ver con detalle juguetes y dibujos en libros.

Esquema de colores.

El color es el «jugador» más importante del interior cuando se trata de una habitación infantil. Los colores intensos estimulan los centros visuales de la persona pequeña y la variedad de la paleta le enseña a reconocer colores y matices. Al mismo tiempo, la pintura circundante no debe perturbar el sistema nervioso;

En cualquier caso, en la zona de dormitorio conviene utilizar colores pastel, calmantes. Color en el interior de la habitación de los niños, opciones, foto. ¿Azul o rosa? La división de pinturas en «niños» y «niñas» se ha vuelto arcaica desde hace mucho tiempo. Si los hombres adultos hacen alarde de camisas rosas, entonces en una guardería, un enfoque de género es completamente inapropiado. Además, a medida que su hijo o hija crezca, aún tendrá que cambiar la escala interior, centrándose en las preferencias del niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *